En realidad no es un creciente deterioro psico-sociopata, (lo de Rodríguez). Para aquellos que tengan entendimiento, es más que evidente una larga disconformidad con su propia identidad.
No quisiera ahondar mucho en el tema, por el entrañable aprecio que me une a él y seguramente a muchos de nosotros, pero la ya insostenible dificultad que tiene Andrés de estar atrapado en el cuerpo equivocado me hace creer que debiéramos dar alguna señal de comprensión y apoyo. Aceptaríamos si decidiera convertirse en Andrea?... Por lo pronto mi respuesta es afirmativa y una buena idea sería también poner la mirada un poco más en Pipó.
¿Y por qué no hacer de esto un tema?.

1 comentarios:

  co.2

29 de julio de 2008, 21:08

Jajajajajajjaja!

Sinceramente Sr. Martín creo que sus sospechas son infundadas, pero igualmente lo aceptaría si decidiera ser Andrea, con todo lo que eso conlleva...

Y espero no ser el próximo al que le golpean la puerta...